Reportaje Ludopatía – Panorama (Parte 2)

Buenos días gracias por acompañarnos a un programa más de Panorama.
Ayer le comentábamos sobre la adicción a los juegos de azar, conocida como ludopatía y sus causas desde la perspectiva psicológica y social.
En Costa Rica, esta adicción, fue declarada como un problema de interés nacional por el Ministerio de Salud en el año 2008
Esta declaratoria nace con la intención de que no quede duda  que en nuestro país existe un grave problema de adicción a los juegos de azar y que las personas adictas al juego requieren de una intervención integral para que puedan dejar este vicio atrás.
La doctora María Luisa Ávila, ministra de salud, nos comenta sobre la declaratoria.
¿Por qué lo declaramos como problema de salud pública? Precisamente para crear conciencia que un jugador o jugadora que se comporte así, tiene un problema y tiene que tratarse.  ¿Qué hemos hecho además de la declaratoria? Civilizar el problema, trabaja con otras organizaciones y por supuesto tratarlo en la sociedad como un problema sanitario.
Para  aquellos jugadores compulsivos que tienen deseos de superarse y salir del deterioro causado por la ludopatía,  en nuestro país existe una fundación encargada de tratar  este tipo de problema, llamada Jugadores Anónimos.
Esta organización es una iniciativa creada en el país desde hace diez años, que actualmente cuenta con 35 integrantes y cada mes al menos cinco personas de edades entre los 20 y 60 años piden información o ingresan al programa.
Un miembro de Jugadores Anónimos, de quien se guarda el anonimato nos comenta:
“Jugadores Anónimos es una hermandad de hombre y mujeres que comparten mutuamente su experiencia, fuerza, y esperanza, que pueden resolver su problema en común y llevar a otros a recuperarse de su problema de jugar. No recibe el apoyo de ninguna otra institución, no necesita especialistas para que nos den terapia”
Algunos miembros de Jugadores Anónimos  indicaron que las ganas de introducirse a los juegos, no es por la obtención de dinero en la mayoría de los casos, pues un jugador compulsivo sigue gastando durante la misma noche el dinero que obtuvo.
Cuando una persona está inmersa al juego patológico, las razones de su comportamiento adictivo son  por la tendencia seductora de estos juegos, por la emoción de ganar y la incertidumbre que generan.
Mañana la última entrega de este tema.
Reportaje especial de Lilliana Quesada Gómez.

Ludopatia 2